Tipcito

Ya es viernes... ¡Por fin! Espero que la semana no se os haya hecho tan larga como a mí.

Hoy estreno esta sección, se trata de entradas cortitas, con alguna que otra foto (hoy me he despistado con la cámara) pero que pueden ser de gran utilidad.

PROBLEMA: Al cortar el patrón de una blusa o un vestido, el cuello ha cedido, me sobra tela y se forman arrugas o pliegues tan grandes que podrían formar una pinza

SOLUCIÓN: Siempre y cuando el problema no venga de la confección del patrón (eso ya habría que solucionarlo de otra manera) si no que sea consecuencia de que la tela haya dado de sí, podemos darle con vapor por la zona para que el tejido vuelva a su forma y tamaño original. Si no disponemos de una plancha de vapor, aplicamos a la tela agua con un spray y pasamos la plancha caliente. Después podremos coser las vistas y el cuello nos debería de quedar perfecto.

¡Hasta la siguiente entrada! ¡Disfrutad del fin de semana!

Deja un comentario

  1. […] vez mencioné por aquí un problema que tuve con el cuello de una blusa que se me había estirado al probarme la prenda […]

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...