Almidón casero

¡Hoy vengo con una receta!
Para crear la solución necesitaremos medio vaso de agua aprox. y una cucharadita de maizena, lo mezclamos y ya tenemos nuestro almidón casero.
Para utilizarlo (haced una prueba primero sobre un retal de la misma tela que vayamos a utilizar), mojamos una brochita con el almidón, pincelamos sobre la tela y pasamos la plancha por encima.
Lo que conseguimos con esto es darle más estabilidad a la tela (se quedará acartonada, después de un lavado el efecto desaparece) y haremos que se deshilache menos porque los hilos quedan pegados temporalmente.
Os enseño el dobladillo a máquina con una tela (imposible) sin tratarla previamente con el almidón:

01

Ahora la misma tela previamente almidonada y planchada antes de hacer el dobladillo. La tela adquirió más cuerpo y estabilidad y por lo tanto fue más fácil de controlar, el resultado: un dobladillo perfecto
02

¿Conocías este truco?

Deja un comentario

  1. yo lo coloco en un rociador es más fácil y más rápido, excelentes tus tips de costuras. gracias por compartirlos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...